Publicado por: MontePituco | 14/10/2014

“O MONTE HAI QUE COIDALO PARA QUE PRODUZA”

La Voz, 14 de outubro de 2014.

La Voz de Pontevedra

Foto, LaVoz de Galicia (Pontevedra).

De las listas del paro al monte

Un proyecto de los comuneros de Figueirido permite que 5 desempleados de la parroquia puedan trabajar en labores de desbroce y limpieza

López Penide. Vilaboa / La Voz  14 de octubre de 2014

Francisco, Fernando, Berto, Lucho y Saturno. Son algo más que cinco nombres de una estadística. Son cinco vecinos de la parroquia de Figueirido, en Vilaboa, que gracias a un proyecto de la comunidad de montes han podido encontrar un puesto de trabajo y abandonar las listas del paro. «Son xente que estaba sen traballo. Son moitos os que están nesta situación na parroquia, polo que acordamos que era mellor, en lugar de contratar unha empresa, darlles un traballo nós», explicó Constantino Lamoso.

Esta propuesta fue aprobada en asamblea y, posteriormente, se llevó a cabo una selección de entre todos los que se presentaron para ocupar uno de los puestos que se ofertaban. Los beneficiados ya han comenzado una ardua labor de limpieza y desbroce, unos trabajos complicados debido a la exuberancia de los tojos y arbustos provocada por las continuas lluvias registradas.

Al mismo tiempo, están actuando en las plantaciones de pinos de la comunidad existentes en Chan de Vilar. En este caso, además de cortar ramas y sanear los ejemplares, se está procediendo a una tala selectiva después de que se hubiera comprobado que, en algunos puntos, los árboles estaban creciendo demasiado juntos unos de otros: «Estaban afogados, polo que están talando os que están máis xuntos para que os demais poidan crecer e desenrolarse», añadió Lamoso, quien precisó que actuaciones similares se llevarán a cabo en la zona conocida como Pena Miranda.

El presidente de los comuneros de Figueirido estimó que en los terrenos de los que son titulares puede haber trabajo para cuatro o cinco meses más. El problema es el coste que suponen estos cinco salarios, toda vez que la comunidad dispone únicamente de recursos propios procedentes del alquiler de terrenos o la venta de madera.

La Brilat

A diferencia de San Xulián o de Salcedo, los de Figueirido aún no han logrado que los tribunales les reconozcan como propietarios de las parcelas que ocupa la Brilat. La causa está a la espera de una resolución del Supremo, si bien todos coinciden en que un dictamen favorable a sus pretensiones supondrá una importante inyección de dinero para sus arcas.

Mientras no llegue este momento, la comunidad sigue desarrollando nuevas iniciativas. Así, se van a acometer nuevas plantaciones y está en estudio un proyecto de índole turística en el entorno del recinto de fiestas, para lo cual se han realizado ya las primeras gestiones con la Diputación y el Concello de Vilaboa. Lamoso evita dar más detalles, si bien asegura que, de salir adelante, «vai a ser moi bo para esta zona».

Mientras su mirada se dirige hacia Francisco, Fernando, Berto, Lucho y Saturno: «O monte necesita este traballo. O monte non se pode deixar abandonado, senón que hai que coidalo para que produza».

 

 


Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Categorías

%d bloggers like this: