Publicado por: MontePituco | 28/01/2014

UN MAL POLÍGONO TAMÉN PROVOCARÍA INUNDACIÓNS

“En caso dunha riada, chegaría a enxurrada á rúa Jaime Janer do centro de Marín”

…Podería ser una frase profética; o tempo dirá. Pronunciouna en xaneiro de 2010, hai catro anos, un topógrafo veciño de Lourizán e directivo da Comunidade de Montes desa parroquia, naquela xuntanza-encerrona que convocou a Comunidade de (des)Montes de San Xulián a petición de DEFENDE O MONTE PITUCO coa intención de informar a veciñanza sobre a inconveniencia de instalar un polígono industrial nesta zona.

…Pero que peso pode ter un feixe de argumentos sólidos e incuestionables a nivel técnico, urbanístico, medioambiental e mesmo legal fronte á “sede” irrefrenable de cartos “frescos”; unha cobiza que deriva na manipulación da opinión pública con falsas promesas de riqueza. A cultura, a natureza e o desenvolvemento sostible teñen un difícil camiño nun ambiente contaminado polos intereses particulares.

No blogue de DEFENDE O MONTE PITUCO imos “coleccionando” exemplos de obras mal feitas, en lugares tan desaconsellables como o propio Monte Pituco. Os perxudicados denuncian inundacións, verquidos e outras molestias que alteran a súa vida cotiá. Os habitantes de lugares como A Pena, O Caeiro, A Laxe ou Arealonga teñen tanto dereito coma os demais a non padecer as consecuencias do que vén sendo a crónica dun adefesio anunciado. Do que se trata é de previr males maiores, non de reclamar medidas a posteriori, cando os danos sexan irreversibles.

lavozdegalicia

A Coruña

Todo el invierno achicando agua

Vecinos del núcleo cullerdense de As Naveiras sufren inundaciones en sus casas por la deficiente captación de pluviales en la tercera ronda

María Ballesteros / Culleredo / La Voz, 28 de enero de 2014

Una bomba de achique trabaja a pleno rendimiento desde mediados de diciembre en el bajo de la casa de Ismael Cancelo, un vecino del lugar de As Naveiras, en la parroquia cullerdense de Sésamo, al que la tercera ronda hay noches que le quita el sueño. «Non podes durmir tranquilo, porque, se se me vai a luz pola noite e para a bomba, inúndaseme o baixo», relata.

Aun así, este invierno no ha sido para As Naveiras ni la sombra del pasado y, de hecho, ni siquiera la lluvia es la misma desde que hace tres años se inauguró la tercera ronda y el agua pluvial comenzó a bajar por la ladera del monte convertida en regato hasta llegar a las viviendas de este núcleo. «En corenta anos que levo aquí nunca se me inundara o baixo, e o ano pasado pasoume dúas veces», contaba ayer el padre de Ismael, Manuel Cancelo, cuya vivienda está junto a la de su hijo.

El problema es común, en mayor o menor grado, a todas las viviendas de esta población, situada a cien metros de la autovía, y conocido por la Xunta y el Concello de Culleredo, quien ya auguró que la deficiencias en las cunetas y en la captación de pluviales causarían filtraciones e inundaciones en las viviendas próximas a la tercera ronda.

Fue al gobierno municipal a donde acudió a reclamar Ismael Cancelo, quien considera que también esta Administración tiene responsabilidad aunque la tercera ronda sea una obra del Ministerio de Fomento. «Quen se ten que preocupar dos meus problemas é o Concello de Culleredo, non outro. E o Concello non fixo nada», relata este vecino, quien explica que el agua que él achica y sale hacia su jardín sigue bajando luego hacia otras viviendas, como la de su prima, y las tierras continúan encharcadas días después de que cese la lluvia.

«Eu non vou descansar, como se teño que ir a Bruxelas. Gastarei o que teña pero non o vou deixar así», insiste Campelo, a quien mantener su vivienda libre de agua le está suponiendo también un importante coste económico.

En su vivienda dispone de dos bombas de achique. La primera la instaló por precaución cuando se mudó hace cinco años a la casa que hoy ocupa; la segunda, por necesidad, cuando comenzó a sufrir las consecuencias de la tercera ronda. «O ano pasado, que choveu tanto, queimóuseme unha. A outra soa non deu feito e se me inundou o baixo unha cuarta», recuerda. «Agora leva un mes funcionando seguido e son case 1.000 quilovatios ao mes cando unha casa normal pode consumir 500. Así que calcula…», añade este vecino.


Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

%d bloggers like this: