Publicado por: MontePituco | 17/10/2013

CHAN INDUSTRIAL BALEIRO (II): BAIÓN

Fragamoreira en Poio, Nantes en Sanxenxo, Barro-Meis… dende hai unha chea de anos pululan por toda a provincia unha serie de polígonos industriais total ou parcialmente baleiros. E malia a gran dispoñibilidade de chan empresarial, mantense latente a carreira de tinte electoralista por parte dalgúns concellos para dotarse de superficie na que albergar naves. Tanto lles ten se son para criar pó e arácnidos. A maridaxe das palabras solo+industrial ten efectos excitantes na clase política e as perspectivas de enriquecemento colaterais son hipnóticas para os titulares dos terreos. Logo a realidade -cando o dano fica feito e as consecuencias son irreversibles- soe poñer todo no seu sitio: nin a explanada atraeu os investimentos e os postos de traballo prometidos, nin os propietarios saíron tan beneficiados a costa de prescindir dun espazo do que podían obter mellores rendementos co aproveitamento orixinal, nin os investidores tiveron a capacidade para implantarse cos seus negocios nunhas parcelas excesivamente caras e exentas de servizos.

Se este é o panorama xeral dos polígonos do noso contorno, canto máis con proxectos de creación de solo empresarial que -pola súa ubicación errónea e desafortunada dende o punto de vista urbanístico, orográfico, paisaxístico, patrimonial, medioambiental- están abocados ao fracaso por máis que se “vendan” como panacea. O polígono proxectado no Monte Pituco vai por ese camiño: situado en plena fachada litoral de Marín, nunha zona catalogada como Espazo Natural dos Montes do Morrazo, afectado pola área de cautela de varios xacementos arqueolóxicos e pola presenza de mananciais, e sobre todo, cunhas condicións técnicas moi complexas pola forte pendente do terreo.

Se cren os aspirantes a ocupar este hipotético parque empresarial que lles van regalar as parcelas, van de cráneo. Os enormes taludes que se precisan para salvar o desnivel, o movemento de terras que se requeriría, os explosivos que se precisarían para reducir as moles graníticas existentes nesta zona chea de antigas canteiras… Todo suma e en ningures dan duros a catro pesetas (das que antano). O polígono previsto no Monte Pituco ten escrito a palabra “inviable” no seu incerto futuro.

Polígono de Baión, en Vilanova. Foto, Noé Parga (Faro de Vigo).

Los empresarios consideran necesario un ajuste de precio del suelo de los polígonos

El presidente de la Cámara de Comercio asegura que parques como Baión suponen un coste inasumible – El parque vilanovés solo tiene ocupado el 20% de su superficie

A. G. 17.10.2013

El coste del suelo en los polígonos de la comarca de O Salnés se ha convertido en uno de los principales handicaps para su ocupación. Con más de 120 euros por metro cuadrado, polígonos como el de Baión permanecen prácticamente desiertos a la espera de las naves para las que fueron creados, pero el coste de las parcelas hace que las empresas se lo replanteen mucho, precisamente en una época en la que la crisis económica no permite a las firmas disponer de la liquidez suficiente para adquirir esas parcelas.

La del alcalde de Vilanova, Gonzalo Durán, fue una de las primeras voces en alzarse a este respecto, pero hay más que reclaman un ajuste de precios a la realidad actual. Una de ellas es la del presidente de la Cámara de Comercio de Vilagarcía, Miguel Falcón, que ayer reconocía que “el problema para sentarnos en los polígonos es una suma importante de factores, entre las que destaca el precio de los terrenos o la ausencia de financiación para ello en estos momentos”. El presidente de la entidad cameral considera que las administraciones deben “buscar ajustar el precio a la realidad, ya que en estos momentos, adquirir una parcela en Baión, por ejemplo, resulta inasumible prácticamente para cualquier empresa”.

Apunta Falcón que los polígonos industriales de la comarca de O Salnés se construyeron en un momento en la que la realidad era de bonanza económica, “pero el paso del tiempo ha cambiado por completo esa realidad, y las empresas aquilatamos costes por todos lados, y no puede ser que la adquisición de una parcela en un polígono suponga uno de los porcentajes más altos en la instalación de la industria, cuando te queda por construir y dotar de las maquinarias necesarias y los empleados; hoy en día no se justifican los precios actuales”.

De hecho, Falcón apunta que los polígonos industriales que se vendieron a un precio razonable, caso de Cabanelas o Sete Pías, “se fueron ocupando por que su precio era competitivo, no es esa la situación que viven aquellos parques empresariales cuyo coste del terreno supera los 120 euros metro cuadrado, que permanecen totalmente vacíos en estos momentos“.

Insiste en que “si las herramientas para impulsar la productividad no las ajustas a la realidad, la iniciativa privada no va a poder tirar para adelante, y la administración debería verlo, porque las empresas también formamos parte del tejido social”. En este sentido, explica el presidente de la Cámara de Comercio, “terrenos edificables y pisos han experimentado un considerable descenso en su cotización, pero no así los polígonos en los que habría que tomar medidas; está claro que los polígonos son necesarios y si tienen un precio razonable se llenarán”.

El polígono industrial de Baión, al que se refirió en su día Gonzalo Durán, solo mantiene una pequeña ocupación, ya que solo dos empresas han optado por trasladar sus instalaciones a la zona. El resto de los más de 300.000 metros cuadrados de polígono industrial y comercial permanece totalmente vacío, una situación similar a la que ocurre en Barro-Meis.

 


Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

%d bloggers like this: