Publicado por: MontePituco | 19/09/2012

A PRESENTACIÓN DO PXOM, NA PRENSA

Faro de Vigo: “El PXOM abre la puerta al área empresarial y al centro de salud“.

La Voz de Galicia: “El PXOM de Marín delimita los núcleos rurales en base al vuelo de 1956“.

FARODEVIGO La senda del crecimiento urbanístico

Ayer se celebró la primera de las jornadas que tienen como objetivo dar a conocer a los vecinos el nuevo PXOM

“Vamos a desarrollar el suelo urbano donde ya lo había y consolidar lo que ya hay. Los núcleos rurales crecerán de forma controlada, no de forma espontánea o excesiva”, explicó ayer un miembro del equipo redactor del nuevo Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) a los más de cien vecinos que acudieron a la primera jornada técnica y explicativa dirigida a informarles. En el turno de preguntas se resolvieron cuestiones generales, pero no situaciones particulares. Este tipo de charlas sobre el Plan se extenderán a otros lugares del municipio.

FELIPE SÁNCHEZ – MARÍN. “Este nuevo Plan Xeral de Ordenación Municipal marcará la senda del crecimiento urbanístico de Marín para los próximos 30 años”, explicó la alcaldesa de Marín, María Ramallo, a los más de cien vecinos que se dieron cita ayer en la Biblioteca Pública para asistir a la primera jornada técnica organizada por el ayuntamiento.

Tras esta presentación, el arquitecto Carlos Ardid tomó la palabra y aludió al estancamiento de la población del municipio para justificar el nuevo PXOM, ya que “Marín llevaba desde 1978 con unas Normas Subsidiarias agotadas. Aunque se podía captar población de Pontevedra, esto no ocurría así. Marín no crecía”. Una vez analizadas detalladamente las características de la localidad, Ardid explicó que para este nuevo PXOM, “hemos tenido en cuenta que la actividad se desarrolla, básicamente, en la pesca y el puerto”.

En cuanto a las líneas que se va a seguir tras la aprobación de este Plan, el arquitecto vaticinó que “se prevé desarrollar el suelo urbano donde ya lo había y consolidar lo que ya hay”. Con respecto al mundo rural, aspecto calificado por Ardid como el caballo de batalla, se desarrollará de forma controlada. “No permitiremos el crecimiento espontáneo o excesivo, ya que esto provocaría problemas de servicios”.

“Hay que tener en cuenta que el aumento sin límites del mundo rural produce más inconvenientes que beneficios”, añadió el arquitecto. Con respecto a la distribución de la población, Ardid resaltó los dos principales núcleos urbanos -Seixo y Marín- y la existencia de pequeños núcleos rurales.

Los suelos protegidos por razones paisajísticas o medioambientales se “potenciarán”. En este sentido, “Costas ha tenido un papel importante en la elaboración del nuevo Plan”, reconoció.

“En Marín no había polígonos industriales en los que desarrollar la industria, todo ha quedado dentro del recinto portuario. Tampoco hay mucho espacio agrícola. Hay una gran masa forestal y varias de menor tamaño”. Por último, Ardid citó los problemas de transportes, que “en época de verano generan unos atascos terroríficos”, la falta de servicios públicos y de zonas verdes, como otras de las causas que han propiciado la creación de este nuevo PXOM.

Durante el acto, en el que se ofreció a los asistentes una visión generalizada de la normativa de los diferentes tipos de suelos, Ignacio De Cabo, miembro del equipo redactor, invitó a éstos a consultar la memoria del Plan. “Si no hay grandes movimientos, no veremos cambios en este Plan en muchos años, ya que todo está muy bien justificado en la memoria”, destacó.

La jornada técnica y explicativa concluyó con un turno de preguntas llevadas a cabo por los representantes vecinales. En cualquier caso, los miembros del equipo redactor no valoraron situaciones concretas. “Cada caso es diferente. Serán los servicios municipales los encargados de resolverlos”, concluyó De Cabo.

La Xunta pone a Marín como ejemplo

La secretaria xeral de Ordenación do Territorio e Urbanismo, Encarnación Rivas, cerró la jornada informativa de ayer destacando que el nuevo PXOM aprobado en Marínes “un ejemplo” y un reflejo en el que “tendrían que mirarse otros concellos”.

No obstante, Rivas puso de manifiesto que el Plan “es bueno, pero tiene sus defectos”, que habrá que ir “limando” con el tiempo.

En este sentido también se manifestó el arquitecto Carlos Ardid. “Hay que tener en cuenta que esto no es un documento cerrado, sino que con el paso del tiempo se puede cambiar y modificar”, explicó.

Por otra parte, algunos colectivos vecinales mostaron ayer su disconformidad y acusaron al ayuntamiento de dejar fuera de esta cita informativa colectivos como la Asociación de Veciños de San Xulián o a la plataforma “Defende o Monte Pituco”, que se opone frontalmente a la clasificación industrial de esta zona rural, algo que establece el nuevo Plan.

Recapitulando sobre a presentación do PXOM por parte de Ignacio de Cabo, lembramos as súas palabras a respecto de que non era bo que un Planeamento durara 30 anos, por poñer unha cifra, argumentando que a vida é cambiante.

Alguén vencellado ao sector da construcción comentaba estes días, a propósito da aprobación deste documento, que os plans xerais case sempre se desvirtúan por culpa de intereses particulares ou políticos, e que eses presuntos intereses son interpretados por meros monicreques, metaforicamente falando. Ao final, esas palabras tan serias, pomposas e lustrosas, como desenvolvemento sostible, sociedade, creación de emprego, protección do medio ambiente, que tan ben locen nun documento urbanístico, non son máis que literatura encantadora de cara á galería que, na práctica, sempre queda en nada, en papel mollado.

Por outra banda, Metropolitano expoñía no Foro Marinenses se non tería sido mellor unha nova exposición pública antes de pisar o acelerador da aprobación definitiva. Iso era imposible por varios motivos: a afección do Plan de Ordenación do Litoral, a presión dos afectados pola Lei de Costas nos núcleos do litoral, as promesas dos partidos políticos -antes do BNG/PSOE e posteriormente do PP- para conseguir que o Planeamento saíra adiante no seu mandato, colgando así a medalla do que todos contribuiron a vender como un fito histórico.

No fondo, todo é cuestión de labia pero non fai falla estar moi atento/a para decatarse da febleza dos argumentos e da inconsistencia deste xigante de pés de barro que deron en chamar PXOM. Contra o final da súa intervención, o director do equipo redactor viña dicindo que a vida -as leis, as circunstancias, as sensibilidades- mudaba e non conviña conservar coma en formol un Planeamento que se tiña que adaptar aos tempos. Curiosamente, María Ramallo presentaba o acto asegurando que o PXOM era un documento pensado para xestionar o crecemento de Marín para os vindeiros 20-30 anos. Curiosa contradición.

O que de verdade pasou foi que, aparentando elaborar un documento cuxa vixencia tivera unha perspectiva a longo prazo de 20 ou 30 anos, o que resultou ao final é, efectivamente, un PXOM para os próximos 30 anos, pero fundamentado en criterios de hai 30 anos atrás, cando nin o medio ambiente, nin o patrimonio, nin a paisaxe, nin a aposta polo sector forestal ou o turismo de natureza, tiñan a importancia que se lle dá na actualidade a estes factores que definen unha sociedade moderna. Igual Marín non aspira a estar na vangarda do futuro, senón a recuar no tempo e facer unha xestión ‘vintage’ do territorio.

Parece ser que a alcaldesa e o concelleiro de urbanismo xa están mans á obra para amañar o proxecto de viabilidade do polígono industrial no Pituco, coa posible intención de chegar ao final da lexislatura poñendo a primeira pedra que signifique a condena definitiva e irreversible cara á destrucción deste monte, deste espazo natural protexido.

Dende que chegou á alcaldía, María Ramallo tivo xestos -meramente protocolarios e artificiais- de accesibilidade e interese polos argumentos de DEFENDE O MONTE PITUCO en contra da urbanización destes terreos. Non así Manuel Santos, que está encantado de coñecerse e non tivo a ben visitar o Pituco coa alcaldesa e outros concelleiros ao pouco de tomar posesión, nin tampouco vacilou nunca á hora de sentenciar publicamente o Pituco baixo toneladas de formigón e asfalto.

E mentres mareaba a perdiz con DEFENDE O MONTE PITUCO, ciscando xestos conciliadores e boas palabras, botando cortinas de fume con supostas ideas de supostos proxectos de supostas axudas do Agader para supostas melloras no patrimonio e no contorno do Pituco, por outro lado deixábase adular polos “quentaorellas” que agardan por ela e polo seu equipo de goberno ao remate dos plenos, das presentacións, das visitas ás obras. Fanno agora cos populares como antes tamén o facían con nacionalistas e socialistas, porque todo lles vale con tal de refregarse co poder.

A fin de contas, no clube de aduladores está o graneiro de votos do PP por moita razón que DEFENDE O MONTE PITUCO poida ter nos seus argumentos fronte á opinión contraria doutros indocumentados. Daquela, María Ramallo bota en conta: amighiños si, pero a vaquiña polo que vale.

O PXOM é a coartada perfecta para desculparse cando a súa próxima visita ao Pituco, dentro de dous-tres anos -porque non ten traza de volvelo pisar antes- sexa para cortar a cinta que lle abra o paso ás excavadoras que vaian facer os primeiros desmontes; para saír na foto presumindo de que Marín vai ter un polígono industrial para as empresas do Porto, por máis que o Porto dixera por activa e por pasiva que esa ubicación non lle vale; para confirmar, en definitiva, que en realidade a cidadanía si está sometida ao vaivén de quen goberna, por moito que Encarnación Rivas tratara de convencernos de que somos libres.


Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

%d bloggers like this: